Orden de San Benito

orden religiosa católica / De Wikipedia, la enciclopedia libre

La Orden de San Benito (en latín, Ordo Sancti Benedicti; OSB)[1] es una orden religiosa, perteneciente a la Iglesia católica, dedicada a la contemplación, fundada por Benito de Nursia, dictada por este a principios del siglo VI para la abadía de Montecassino.[2]

Quick facts: Orden de San Benito, Nombre latino, Siglas, N...
Orden de San Benito

Escudo de armas de la Orden.
Nombre latino Ordo Sancti Benedicti
Siglas O.S.B.
Nombre común Orden benedictina
Gentilicio Benedictinos
Tipo Orden religiosa monacal católica de vida contemplativa.
Regla Regla de San Benito
Hábito Hábito negro que consiste en una túnica, cinturón sobre la túnica y un escapulario. Los de votos perpetuos llevan sobre el hábito una cogulla.
Fundador Benito de Nursia
Fundación 529
Lugar de fundación Subiaco
Curia Abadía Primada de San Anselmo
Piazza dei Cavalieri di Malta, 5
00153 Roma
Presencia 47 países
Actividades Fundamentalmente vida contemplativa, oración, claustro, silencio, trabajo manual, investigación, aunque también se dedican a misiones, colegios, universidades, etc.
Personas destacadas Santa Escolástica, San Gregorio Magno, Víctor III, San Mauro, San Plácido, San Romualdo, San Juan Gualberto, San Pedro Celestino, San Silvestre, San Roberto, San Agustín de Cantorbery, San Beda, San Bernardo, San Anselmo, Santa Gertrudis, Santa Matilde, Santa Hildegarda, San Odón, San Odilón, San Hugo, Beato Pedro el Venerable, Pío VII, Gregorio XVI, Gregorio VII, Eugenio II, Alfredo Ildefonso Schuster, Próspero Gueranguer, San Benito de Aniano, San Enrique, Santa Cunegunda, San Rafael Arnaiz, Dorothy Day Gonzalo de Berceo.
Sitio web www.osb.org
Close

Gracias a la expansión del monacato benedictino y sus diferentes reformas a través del tiempo, se puede decir que Benito de Nursia contribuyó decididamente a la evangelización cristiana de Europa. Razón por la cual, la Iglesia católica lo ha declarado patrón de Europa.[3] Entre las principales reformas de la llamada Orden de San Benito se encuentran las de la rama de Cluny y la de Císter.

Después de la Reforma protestante, el monacato fue abolido en las iglesias surgidas de ella, sin embargo, un nuevo movimiento de retorno a las fuentes ha permitido que se recupere la herencia benedictina en ellas. Así, a partir del siglo XIX se restableció la Orden benedictina en la Iglesia anglicana y más tarde en otras iglesias tradicionales de la Reforma.[4]

Los monasterios benedictinos son autónomos, cada uno tiene su propio abad, y se reagrupan en diversas ramas o congregaciones. Sin embargo, aunque sin perder su autonomía, existe desde 1893 una Confederación Benedictina, cuya función es mantener la comunión entre los diversos monasterios autónomos, federaciones e institutos religiosos que siguen la Regla de San Benito.[5] Actualmente son 20 las congregaciones que conforman la Orden de San Benito, incluyendo en ella a los olivetanos, camaldulenses, vallumbrosinos, y silvestrinos.