Curación de contenidos

proceso de reunir información relevante a un tema o área de interés particular / De Wikipedia, la enciclopedia libre

Curación de contenidos (en inglés content curation) fue acuñado por profesionales del mundo del marketing y actualmente ha trascendido a todo tipo de ámbitos públicos o privados. Responde a la necesidad de las empresas y organizaciones, de los profesionales, estudiosos y de los propios ciudadanos, de localizar, filtrar, modificar y distribuir, de forma segmentada, parte de la ingente cantidad de contenidos que se generan en Internet. El término hace referencia, por tanto, a la actividad que consiste en definir la temática que va a centrar nuestra búsqueda de información, localizar en las redes la más relevante y de interés respecto a la materia de que se trate, filtrarla, organizar y clasificar los datos filtrados, añadir valor, difundir y medir los resultados obtenidos entre la audiencia a la que van destinados.[1]

Etimológicamente, la palabra "curador" procede del latín curator -oris.[2] En inglés, el término se define como "cuidador de" y en dicho sentido se utiliza en América, referente al comisario de exposiciones que se conoce en España como curador de Exposiciones. De hecho, es en los museos dónde encontramos el origen de la actividad de curación ejercida por un comisario artístico.

En el diccionario de la Real Academia Española,[3]el curador o curadora es quien tiene cuidado de algo, quien cura, o la persona nombrada para cuidar de los bienes o negocios de un menor o de quien no puede administrarlos por sí.