La chica de Egtved

De Wikipedia, la enciclopedia libre

La chica de Egtved (Das Mädchen von Egtved) es un conjunto de restos humanos hallado en la tumba de Egtved, Dinamarca pertenecientes a una joven con una edad comprendida entre los 16 y los 18 años. Además, fue encontrada junto a los restos cremados de un niño de 5 a 6 años en una urna cineraria de cerámica.[1] Encontrada en la localidad homónima danesa, databa de aprox. 1370 a. C. [1] . La tumba, situada en el túmulo Storehoj, cercano a la localidad de Egtved, Dinamarca, se excavó por primera vez en 1921. Poco después del hallazgo, los restos se extrajeron en un bloque compacto, llevándose posteriormente al laboratorio.

La chica de Egtved destaca por su excepcionalidad, tanto en lo que se refiere a las condiciones de conservación como a los datos obtenidos en el análisis científico de los mismos. Especialmente sobresale en el estudio de la movilidad de los seres humanos durante la Edad del Bronce.