Lev Semiónovich Vygotsky (según la transliteración del cirílico en bielorruso, Леў Сямёнавіч Выго́цкі, en ruso, Лев Семёнович Выго́тский) (17 de noviembre de 1896, Orsha, Imperio ruso, actual Bielorrusia-10 de junio de 1934, Moscú, Unión Soviética) o Lev Vygotski fue un psicólogo y epistemólogo ruso de origen judío, uno de los más destacados teóricos de la psicología del desarrollo, fundador de la psicología histórico-cultural y claro precursor de la neuropsicología soviética, de la que sería máximo exponente el médico ruso Aleksandr Lúriya.[1] Su obra fue reconocida y divulgada por los medios académicos del mundo occidental en la década de 1960.

Quick facts: Lev Vygotsky, Información personal, Nombre de...
Lev Vygotsky
Información personal
Nombre de nacimiento לײב װיגאָדסקי, Лев Симхович Выгодский y Леў Сямёнавіч Выго́цкі
Nacimiento 17 de noviembre de 1896
Orsha (Imperio ruso)
Fallecimiento 10 de junio de 1934 (37 años)
Moscú (Unión Soviética)
Causa de muerte Tuberculosis
Sepultura Cementerio Novodévichi
Nacionalidad Rusa y soviética
Familia
Cónyuge Roza Noevna Vygodskaya
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Filósofo, psicólogo, pedagogo, escritor de no ficción, profesor universitario y antropólogo
Área Psicología, defectología, pedología y ciencia de la literatura
Empleador
  • Psychological Institute of the Russian Academy of Education
  • Instituto de pedagogía correccional de la academia de educación Rusa
  • Academia de educación comunista Krupskói
  • Second Moscow State University
  • Universidad Estatal de Moscú
Estudiantes doctorales Alekséi Leóntiev
Estudiantes Alekséi Leóntiev y Aleksandr Lúriya
Close

El carácter prolífico de su obra y su temprano fallecimiento hicieron que se lo conozca como "el Mozart de la psicología" (caracterización creada por Stephen Toulmin). La idea fundamental de su obra es la de que el desarrollo de los humanos únicamente puede explicarse en términos de interacción social. El desarrollo consiste en la interiorización de instrumentos culturales (como el lenguaje) que inicialmente no nos pertenecen, sino que pertenecen al grupo humano en el que nacemos, el cual nos transmite los productos culturales a través de la interacción social. La cultura, pues, tiene un papel preponderante en la teoría de Vygotsky: "el desarrollo individual no se puede entender sin referencia al medio social... en el que el niño está incluido (Tudge y Rogoff, 1989). El niño utiliza alguna clase de ´herramienta´ o ´signo´ para convertir relaciones sociales en funciones psicológicas".[2]