Kanji

sistema de escritura japonés derivado de los caracteres chinos / De Wikipedia, la enciclopedia libre

Los kanji (漢字 kanji?, literalmente «carácter Chino») son los sinogramas utilizados en la escritura del idioma japonés. Los kanji son uno de los tres sistemas de escritura japoneses junto con los silabarios hiragana y katakana, para los que existen reglas generales a la hora de combinarlos, pues cada uno tiene una función diferente.

Quick facts: Caracteres en japonés, Tipo, Idiomas, Época, ...
Caracteres en japonés
Tipo Logográfico
Idiomas japonés antiguo y japonés
Época Siglo V – actualidad
Antecesores
caracteres chinos
  • Caracteres en japonés
Hermanos Hanja, Tradicional, Simplificado, Chữ Nôm, Kitan, Yurchen
Dio lugar a Shinjitai (caracteres nuevos)
Relacionado Escritura japonesa
Hiragana, katakana
Dirección vertical right-to-left y dextroverso
ISO 15924 Hani, 500
Close
Este artículo contiene caracteres especiales. Si se ve incorrectamente, consulte Ayuda:Caracteres especiales.

Los kanji se usan en su mayoría para expresar conceptos, a diferencia del chino, donde pueden emplearse también en su carácter fonético.[1] Asimismo, existen combinaciones de kanji que no obedecen a su significado original y que solo se toman por su valor fonético. A estas combinaciones se les denomina «ateji» (当て字). Como ejemplos tenemos «ofuro» (お風呂, baño) y «sewa» (世話, cuidado, atención). En todo caso, dichas combinaciones fonéticas no son tan frecuentes como en el idioma chino.

A cada kanji le corresponde un significado y se usa como determinante de la raíz de la palabra; las derivaciones, conjugaciones y accidentes se expresan mediante el kana (sobre todo hiragana), que en dicho caso se denomina okurigana. De esta forma, conviven tanto el sistema de escritura autóctono (pero sacado de la misma escritura han) y el sistema importado (es decir, los kanji).

El japonés mantiene prácticamente inalterados los kanjis, al igual que Taiwán, Hong Kong y Macao, aunque hubo una simplificación en algunos kanjis complejos. El cambio no fue tan profundo como en China continental, donde fueron oficializadas las versiones simplificadas durante la Revolución Cultural de los años 1960 de alrededor de 2700 caracteres.[1] Sin embargo, las simplificaciones responden en muchos casos a usos comunes en práctica durante siglos, o un retorno a versiones antiguas de los caracteres.