cover image

Shogunato Tokugawa

Tercer régimen militar feudal japonés, 1603-1868 / De Wikipedia, la enciclopedia libre

El shogunato Tokugawa (徳川幕府 Tokugawa bakufu?) también conocido como shogunato Edo, bakufu Tokugawa o, por su nombre original en japonés, bakufu Edo (江戸幕府 Edo bakufu?), fue el tercer y último shogunato[nota 1] que ostentó el poder en todo Japón; los dos anteriores fueron el shogunato Kamakura (1192-1333) y el shogunato Ashikaga (1336-1573). Este shogunato fue instaurado por el shōgun[nota 1] Tokugawa Ieyasu, fundador del clan Tokugawa (徳川氏 Tokugawa-shi?) y descendiente del clan Matsudaira, el 24 de marzo de 1603 (que corresponde al 12.º día del segundo mes del año 8 de la era Keichō en el calendario tradicional japonés).

Quick facts: Shogunato Tokugawa 徳川幕府 Tokugawa bakufu, Capi...
Shogunato Tokugawa
徳川幕府
Tokugawa bakufu
Shogunato
1603-1868





Territorio bajo control de los Tokugawa al final de su mandato
Capital Kioto (oficial)
Edo (de facto)
Entidad Shogunato
Idioma oficial Japonés
 • Otros idiomas otros
Religión Shinto, budismo, otras
Moneda Mon
Historia  
 • 31 de marzo
de 1603
Batalla de Sekigahara
 1614-1615 Sitio de Osaka
 1635 Edicto Sakoku
 29 de julio
de 1858
Tratado de Amistad y Comercio
 • 8 de mayo
de 1868
Restauración Meiji
Forma de gobierno Monarquía (de jure)
Estratocracia feudal (de facto)
Emperador

Go-Yōzei
Meiji
Shogun

Tokugawa Ieyasu
Tokugawa Yoshinobu
Precedido por
Sucedido por
Close

Durante el período de los shogunatos, existía una especie de dictadura militar sometida específicamente al emperador de Japón. El shōgun, convertido en general en jefe de las fuerzas armadas de Japón, tenía el poder militar y político del país; mientras que al emperador le fueron asignados poder espiritual y religioso, a modo de enlace entre las personas y los dioses, y poder nominal en la Corte Imperial de Kioto. Esta situación era análoga, en parte, a la dominante en el universo político europeo durante la Edad Media, cuando el sacro emperador romano-germánico ostentaba el poder político y militar, y el papa, el poder religioso.

Quince shōgun administraron el poder del clan Tokugawa y del país durante 264 años, subordinando a los demás clanes a cambio de un poder secundario o provincial. En este período el clan es conocido por adoptar una política que centralizó y unificó al país devastado por las guerras de la antigua era Sengoku, y logró establecer un sistema de clases en la sociedad japonesa. También es conocido por adoptar una postura de aislamiento absoluto frente al resto del mundo (sakoku), que desembocó en la prohibición y expulsión de extranjeros y en la eliminación de influencias externas por cualquier medio. Tal fue el caso del exterminio de cristianos durante el shogunato, así como de otras resoluciones drásticas, cuyo propósito fue mantener el equilibrio de poder en Japón.

El poder nominal del shogunato estaba en la ciudad de Edo (actual Tokio), a diferencia del poder imperial, establecido en Kioto. Así, este período de dominio del shogunato Tokugawa es conocido como período Edo o período Tokugawa.

Dicho período terminó bajo múltiples presiones con la entrega del poder de Tokugawa Yoshinobu al emperador Meiji, el 9 de noviembre de 1867 (que corresponde al 14.º día del décimo mes del año 3 de la era Keiō en el calendario tradicional japonés). A partir de entonces el shogunato fue abolido y el emperador obtuvo el poder militar y político del país, desencadenando la Restauración Meiji que transformaría al país radicalmente durante el resto del siglo XIX.