Antón Chéjov

escritor ruso / De Wikipedia, la enciclopedia libre

Antón Pávlovich Chéjov (en ruso: Анто́н Па́влович Че́хов; romanización: Anton Pavlovič Čehov; en español: Antonio Chéjov; Taganrog, Gobernación de Yekaterinoslav (hoy óblast de Rostov), Imperio ruso; 29 de enero de 1860[n. 1]- Badenweiler, Baden, Imperio alemán; 15 de julio de 1904[n. 2]) fue un cuentista, dramaturgo y médico ruso. Encuadrado en las corrientes literarias del realismo y el naturalismo, fue un maestro del relato corto, y es considerado uno de los más importantes autores del género en la historia de la literatura.[1]

Quick facts: Antón Chéjov, Información personal, Nombre de...
Antón Chéjov

Retrato de Chéjov por Osip Braz (1898).
Información personal
Nombre de nacimiento Antón Pávlovich Chéjov
Nombre en ruso Антон Павлович Чехов
Nombre en ruso Анто́н Па́влович Че́хов
Nombre en ruso Антонъ Павловичъ Чеховъ
Nacimiento 29 de enero de 1860
Taganrog (Imperio ruso)
Fallecimiento 15 de julio de 1904
(44 años)
Badenweiler (Imperio alemán)
Causa de muerte Tuberculosis
Sepultura Cementerio Novodévichi
Nacionalidad Rusa
Familia
Padres Pavel Chekhov
Evgenia Chekhova
Cónyuge Olga Leonárdovna Knipper (1901-1904)
Educación
Educado en
  • Primera Universidad Estatal Médica de Moscú en honor de I.M. Séchenov
  • MSU Faculty of Fundamental Medicine
  • Chekhov Gymnasium (1868-1876)
  • Professors of the medical faculty of Moscow University (M.D.; 1879-1884)
Información profesional
Ocupación Escritor, médico
Movimiento Realismo
Seudónimo Брат моего брата, Человек без селизёнки y Антоша Чехонте
Géneros Realismo literario, povest y obra de teatro
Obras notables
Distinciones
  • Caballero de tercera clase de la Orden de San Estanislao
  • Honorary Citizen of the Russian Empire
  • Medal for works on the first general census
  • Premio Pushkin (1888)
Firma
Close

Como dramaturgo, Chéjov se encontraba en el naturalismo, aunque contaba con ciertos toques del simbolismo. Sus piezas teatrales más conocidas son La gaviota (1896), Tío Vania (1897), Las tres hermanas (1901) y El jardín de los cerezos (1904). En ellas Chéjov ideó una nueva técnica dramática que él llamó «de acción indirecta», fundada en la insistencia en los detalles de caracterización e interacción entre los personajes más que el argumento o la acción directa, de forma que en sus obras muchos acontecimientos dramáticos importantes tienen lugar fuera de la escena y lo que se deja sin decir muchas veces es más importante que lo que los personajes dicen y expresan realmente.[2][3] La mala acogida que tuvo su obra La gaviota en el año 1896 en el teatro Aleksandrinski de San Petersburgo casi lo desilusionó del teatro, pero esta misma obra obtuvo su reconocimiento dos años después, en 1898, gracias a la interpretación del Teatro del Arte de Moscú, dirigido por el director teatral Konstantín Stanislavski, quien repitió el éxito para el autor con Tío Vania, Las tres hermanas y El jardín de los cerezos.

Al principio, Chéjov escribía simplemente por razones económicas, pero su ambición artística fue creciendo al introducir innovaciones que influyeron poderosamente en la evolución del relato corto.[4] Su originalidad consiste en el uso de la técnica del monólogo —adoptada más tarde por James Joyce y otros escritores del modernismo anglosajón— y por el rechazo de la finalidad moral presente en la estructura de las obras tradicionales.[5] No le preocupaban las dificultades que esto último planteaba al lector, porque consideraba que el papel del artista es realizar preguntas, no responderlas.[6] Chéjov compaginó su carrera literaria con la medicina; en una de sus cartas, escribió al respecto: «La medicina es mi esposa legal; la literatura, solo mi amante».[7][8]

Según el escritor estadounidense E. L. Doctorow, Chéjov posee la voz más natural de la ficción: «Sus cuentos parecen esparcirse sobre la página sin arte, sin ninguna intención estética detrás de ellos. Y así uno ve la vida a través de sus frases».[9]